Quiénes Somos

Nuestra Visión

Una América Latina donde todas las mujeres prosperan.

Nuestra Misión

Empoderar a mujeres de escasos recursos para que alcancen su potencial máximo.

Nuestro Mandato

Convertirnos en una plataforma sostenible a gran escala que le proporciona recursos y herramientas relevantes y transformadores a las mujeres de América Latina a lo largo de sus vidas.

Nuestra Historia

Pro Mujer fue fundada en 1990 en El Alto, Bolivia, por dos líderes visionarias, Lynne Patterson y Carmen Velasco. Ambas creían que al brindarles las oportunidades adecuadas, las mujeres pueden convertirse en poderosas agentes de cambio.

Pasamos de ser un experimento pionero en microcréditos a una de las organizaciones líderes de América Latina comprometida con el empoderamiento de las mujeres. Nuestro enfoque integral ofrece a las mujeres acceso a servicios financieros, de salud y educativos. Estos se entregan en espacios sociales de apoyo para fomentar la construcción de la comunidad y equipar a nuestras beneficiarias con el conocimiento y las herramientas para ayudarlas a alcanzar su máximo potencial.

Pro Mujer y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

En el 2015, las Naciones Unidas lanzaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual consta de 17 objetivos globales conocidos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos cubren un gran espectro que va desde acabar con la pobreza hasta proporcionar agua limpia y construir sociedades justas y pacíficas. Orgullosamente, Pro Mujer se ha incorporado y alineado con los ODS para garantizar que nuestro impacto contribuye a los objetivos de desarrollo global. 

Antes, me levantaba por la mañana y eso era todo”, admite Sandra. Hoy, su trabajo le da una razón poderosa para comenzar cada día. “Sé que puedo ayudar a mis hijos con lo que hago… me doy cuenta de que estoy haciendo algo por mí misma y lo le logrado con mis propias manos.  

Sandra Marcela Sánchez, clienta de Pro Mujer en Argentina
Sandra Marcela Sánchez, clienta de Pro Mujer en Argentina

Invertir en las mujeres impacta a generaciones enteras

Cuando las mujeres prosperan,
toda la sociedad se beneficia.