Pro Mujer lanza la primera línea gratuita de atención en Bolivia para apoyar a las mujeres en situación de violencia

Bolivia es uno de los países más violentos para las mujeres en el mundo. Esta nueva línea de atención proporciona contención y asesoramiento para salvar vidas y ayudar a eliminar la violencia de género en el país.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Bolivia tiene uno de los índices más altos de feminicidios en América Latina. En el 2019, la policía de Bolivia registró más de 30 mil casos de violencia, un incremento de 7 mil comparado al año anterior.

En respuesta, Pro Mujer ha lanzado una línea de atención con el apoyo de Paceña, una compañía del sector privado, quien lidera una campaña nacional #MODELOSDEMUJER para reducir la discriminación de género.

Esta línea de atención gratuita está disponible en todo el país convirtiéndose en la primera línea nacional contra la violencia de género que busca abordar y reducir el acoso sexual, físico, psicológico, la violencia y el feminicidio que continúa afectando de manera desproporcionada a las mujeres en todo el país.

“Estas son herramientas que ayudan a transformar la vida de las mujeres lo cual beneficia a sus familias y comunidades. Eliminar la violencia de género permite avanzar la equidad, reduciendo la pobreza, y construyendo mejores condiciones de vida para que futuras generaciones prosperen” dijo la representante de Pro Mujer en Bolivia, Claudia Cordero.

Las personas que estén en situación de violencia o en un mayor riesgo pueden acceder a la línea de atención en cualquier momento para recibir contención y asesoramiento para denunciar el caso con las autoridades si así deciden hacerlo, y apoyo legal y psicológico protegiendo su privacidad y confidencialidad con el fin de romper los círculos de violencia.

Esta iniciativa está apoyada por profesionales y voluntarios incluyendo psicólogas y psicólogos, abogadas, y trabajadores de la salud para proporcionar un mejor servicio dedicado a abordar cada caso. La línea de atención está disponible en áreas rurales y urbanas del país y también está disponible a las 800 personas que trabajan en Pro Mujer Bolivia como parte de nuestros esfuerzos para promover una cultura que rechaza y que busca reducir la violencia de género.

“La misión de Pro Mujer es empoderar a las mujeres de Bolivia y América Latina para que prosperen” añadió Cordero.

Además de la línea gratuita, el equipo regional de salud de Pro Mujer está desarrollando recursos educativos, de prevención y sensibilización sobre las diferentes formas de violencia de género y su prevalencia.

Los casos de violencia en Bolivia y América Latina han incrementado drásticamente debido a las políticas de confinamiento impuestas por los gobiernos para combatir la pandemia del COVID-19. Según la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, en Bolivia, se han registrado más de 3,400 casos de violencia doméstica en los primeros 100 días de la cuarentena.

Share this post: