Abriendo las puertas del mundo laboral

Treinta años de experiencia nos han confirmado que es fundamental aprovechar el conocimiento de las y los colaboradores con mayor experiencia dentro de la organización para guiar a las nuevas generaciones. Es por esto que en enero del 2013 nace el Programa Semillero, liderado por los equipos de Educación y Recursos Humanos de Pro Mujer, para formar nuevo talento mediante la tutoría interna.

Las personas que participan en el programa son estudiantes de los últimos ciclos o técnicos en etapa de inicial de inserción laboral que ingresan a Pro Mujer como asesoras y asesores en fase inicial, cuyo enfoque es la formación de bancas comunales. Su periodo de formación dentro del programa es de tres meses y a su paso reciben conocimientos relacionados a nuestros productos y servicios, técnicas de venta y uso de herramientas digitales.

El grupo de tutoría está conformado por asesoras y asesores con gran trayectoria en la organización que están en su etapa máxima de crecimiento. Su función dentro del programa es acompañar y formar a las semillas.

A principios del 2020, nuestra Gerente de Atracción de Talento, Marion Agreda Vargas, viajó desde Perú a La Paz, Bolivia, cuna de Pro Mujer y país piloto del Programa Semillero, para conocer y reunir las experiencias del nuevo talento que era parte del programa, y así poder enfocarnos en mejorar la experiencia de nuestras semillas. Compartimos algunos de sus hallazgos:


Las personas que toman el Programa Semillero logran ascender a la categoría más alta, como asesoras y asesores, en una media de ocho meses. En esta categoría son quienes administran mayor cartera, mayor número de clientas y atención focalizada.

La evolución es una constante en nuestra organización y por ello el Programa Semillero ampliará su enfoque para llegar a personas con carreras que abarquen el servicio social, además de las carreas afines a negocios. Buscamos generar alianzas con universidades para considerar prácticas profesionales con Pro Mujer dándonos a conocer como una primera experiencia laboral ideal. Además estamos trabajando en digitalizar procesos como la inducción y en adaptar la malla de educación para que se adapte más a la realidad local y a las funciones.

Más novedades importantes vienen detrás de este programa. Nos esforzamos cada día para generar estrategias innovadoras que fortalezcan el crecimiento integral de nuestro equipo global y así tener el mejor talento para construir una América Latina donde todas las mujeres prosperen.

Pasantes “Semillitas”. El Alto, Bolivia. 

Share this post: