4 maneras para abordar la brecha de género desde la inversión

En América Latina, las mujeres empresarias a menudo se enfrentan a barreras para acceder al capital que necesitan para comenzar o expandir sus negocios. Añadir una perspectiva de género al proceso de inversión es fundamental para poder cerrar la brecha de género.

Las y los inversionistas juegan un papel importante en el avance de la economía y la equidad de género en América Latina. Estudios basados en la evidencia demuestran que cerrar las brechas de género, que limitan a las mujeres a prosperar profesional y personalmente, contribuye en la reducción de la pobreza y el avance en la economía creando más negocios innovadores, por ende, más trabajos.

Garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades económicas, sea el acceso a educación, capital para emprender o igualdad de salarios, puede crear un impacto positivo en la sociedad. Según un reporte del 2015 de Mckinsey, si la participación de las mujeres fuera idéntica a la de los hombres, habría un crecimiento anual del producto interno bruto de América Latina de $2.6 mil millones de dólares para el 2025.

Conoce cuatro maneras en que las y los inversionistas pueden ayudar a cerrar la brecha de género actuando como agentes claves en el avance de la economía regional:

– Reducir los sesgos implícitos:
Las y los inversionistas deben reconocer los prejuicios basados en género dentro de sus inversiones. Según el estudio “La reducción de las brechas entre las mujeres empresarias y los inversionistas en México”, liderado y publicado en el 2020 por estudiantes de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad de Columbia, las y los inversionistas en México tienden a percibir a las mujeres a ser adversas al riesgo creando barreras en el proceso de toma de decisiones de la inversión. Al mismo tiempo, muchas mujeres afirmaron ser tratadas de manera diferente cuando eran evaluadas con preguntas sobre cómo iban a administrar su negocio siendo madres también. Con el fin de reducir estos sesgos, las y los inversionistas deben estar dispuestos a educarse y trabajar con personas expertas para desarrollar una perspectiva género en sus inversiones. También deben implementar políticas que fortalezcan la igualdad de género para detener e impedir la discriminación y el acuso dentro del ambiente laboral.

– Desarrollar servicios financieros que apoyen y cumplan con las necesidades de las mujeres:
La alta tasa de interés o contratos de crédito poco atractivos impide que las mujeres puedan acceder a capital para sus negocios. Muchos bancos comerciales tienen requisitos estrictos tales como tener bienes inmobiliarios para acceder a créditos. Según la Corporación Financiera Internacional, las mujeres empresarias en América Latina se enfrentan a una brecha financiera de $93 mil millones de dólares y aproximadamente el 75% de pequeñas y medianas empresas en la región no tienen un apoyo financiero adecuado.

Las y los inversionistas deben trabajar de la mano para desarrollar nuevos servicios financieros que ofrezcan capital semilla para ayudar a empresarias que se encuentran en la fase inicial de sus negocios. Además, también deben reevaluar su análisis de riesgo para permitir que más empresarias se unan a su portafolio de inversiones. Fortalecer la inversión ángel asimismo es fundamental para cerrar la brecha en la cual muchas micro empresas lideradas por mujeres son demasiado pequeñas para acceder a fondos de capital de riesgo y no pueden crecer a través de las microfinanzas. Viwala, por ejemplo, es una entidad financiera de inversión de impacto que actualmente está abordando las brechas de género creando herramientas financieras innovadoras para mujeres empresarias en México. Su modelo flexible ofrece créditos basados en las ventas del emprendimiento abriendo sus puertas a muchas empresarias. Su equipo de inversión está completamente compuesto por mujeres que proporcionan talleres y capacitaciones a las empresarias.

– Impulsar el liderazgo de las mujeres:
El sector de inversión continúa siendo una industria dominada por los hombres. En México, el 84% de los fondos de inversión no tienen a una mujer en su equipo de inversión y solo el 4% tiene una mujer como socia. Las y los inversionistas deben incluir mujeres con roles de liderazgo e incrementar sus esfuerzos para identificar más empresas dirigidas por mujeres en diferentes sectores incluyendo el de tecnología. Proveedores de servicios de desarrollo empresarial también pueden jugar un papel importante actuando como intermediarios para apoyar a las y los inversionistas a identificar mujeres empresarias. Village Capital es un proveedor de servicios de desarrollo empresarial dirigido por mujeres que actualmente está incluyendo una perspectiva de género a sus esfuerzos. El 60% de su comité interno está compuesto por mujeres y su comité externo tiene una representación por igual de hombres y mujeres. El 6% de las 115 inversiones que han realizado han sido dirigidas hacia empresas lideradas por mujeres.

– Crear más espacios para las mujeres empresarias con el fin de fortalecer sus habilidades, red de contactos y mentoría:
Según el reporte, anteriormente mencionado, de la Universidad de Columbia, las mujeres empresarias identificaron necesidades que van más allá del apoyo financiero. Ellas afirmaron la necesidad de recibir consejería para desarrollar sus estrategias digitales y estar mejor capacitadas en el tema legal especialmente en asuntos de impuestos y derechos de autor. El acceso a mentorías y programas educativos de finanzas son esenciales para que las mujeres puedan navegar el ecosistema de inversión y relacionarse con inversionistas. De igual manera, fortalecer su red de contactos les puede brindar más oportunidades de negocios. Es importante que las y los inversionistas, proveedores de servicios de desarrollo empresarial y ONGs trabajen de la mano para desarrollar este tipo de espacios permitiendo que más mujeres empresarias tengan acceso a más capital de inversión.

Las y los inversionistas tienen el poder de crear una transformación positiva para el avance de la igualdad de género en América Latina. Para conocer más sobre los esfuerzos de Pro Mujer para impulsar inversiones con lentes de género, haz clic aquí.

Share this post: